martes, 14 de marzo de 2017

Fidel y la Prensa.



Fidel le dijo a Ramonet sobre la prensa en 2006: 



Yo diría que los medios hablan de mí con respeto, pero con familiaridad. Nadie me ve como una figura encaramada en el Olimpo. Mucha gente me trata como un vecino, conversan conmigo.

Por naturaleza, soy hostil a todo lo que pueda parecer un culto a la persona, y usted puede constatar, ya se lo he dicho, que en Cuba no hay una sola escuela, fábrica, hospital o edificio que lleve mi nombre. 

Ni hay estatuas, ni prácticamente retratos míos. Aquí no se producen retratos oficiales. Es posible que, en alguna oficina, alguien haya puesto una foto mía, pero es una iniciativa personal y en ningún caso se trata de un retrato oficial. Aquí ningún organismo del Estado gasta dinero y pierde tiempo realizando y repartiendo fotos oficiales mías o de cualquier otro dirigente. Eso, en nuestro país, no existe.

martes, 14 de febrero de 2017

Margarita y Guillermo: la magia del amor común



No  siempre esa gran pasión que te sacude en algún momento de la vida llega a ser el amor que te acompaña, te complemente y se te va volviendo deliberadamente necesario.

Estas son unas pocas líneas para una de esas lindas y cotidianas historias de amor, marcada por el llanto que se acompaña en la hora difícil, los desafíos cotidianos en la educación de los hijos y el abrazo cálido de los nietos.

Margarita y Guillermo se conocieron en 1980 en medio de un torneo de ajedrez, el deporte que les ha marcado la vida, no solo por aquel primer encuentro hace ya más de 30 años, sino porque ambos enseñan en la Academia Provincial de Las Tunas, un sitio en el que han visto crecer a sus hijos y consolidar su amor.

Cómplices y felices, este 14 de febrero como cualquier otro día  construyen el amor y lo defienden con su mejor  sonrisa.


martes, 10 de enero de 2017

Fotos y celulares para una excursión



Cierta maestra, en una muy nombrada escuela primaria de esta ciudad de Las Tunas, le pidió hace unos pocos días a sus alumnos: “los que tengan tabletas, celular, cámara fotográfica o cualquier otro dispositivo de ese tipo, los traen el día de la excusión por la comunidad, vamos a utilizarlos en el recorrido”.

 Dicho y hecho. Varios alumnos, los menos, llegaron al aula con los más diversos aparatos y la ocurrente profesora los organizó por equipos, garantizó que todos se sintieran parte y la excursión fluyó mientras hacían fotos, tomaban videos y se alistaban para una exposición frente al aula.