domingo, 2 de julio de 2017

Aramís Padilla, un campesino cantor en la cima del “Justo Vega” (+fotos y videos)

Los acordes del Conjunto Original Cucalambé preludiaron la noticia: el joven Aramís Padilla,
campesino y repentista de la provincia de Mayabeque, ganó el XXII Concurso Nacional de Repentismo Justo Vega, que durante tres días hizo las delicias de la edición 50 de la Jornada Cucalambeana.


Visiblemente emocionado expresó su agradecimiento al pueblo de Las Tunas y a los muchos poetas buenos que han nacido en los campos cubanos. Confesó que es esta su primera vez con la máxima distinción, tras varios años levantando trofeos de segundos y terceros lugares en eventos asociados a la manifestación.

Reconoció haber sido parte de una competencia tensa, exigente y se mostró muy feliz además por los laureles colaterales que le entregaron la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) en la provincia y la empresa Ludema, ambas entidades en destaque a su pasión como hombre que cultiva la tierra mientras le canta y su desenvolvimiento en los pies forzados. 

De igual manera obtuvieron guirnaldas en la justa los repentistas Geordanis Romaguera (Matanzas) y Liliana Rodríguez (Las Tunas), con el segundo y tercer lugar, respectivamente; mientras, Julio Pablo Travieso, de Pinar Del Río, resultó, con acierto, el premio de la popularidad.

Se confirieron además otros galardones colaterales que recayeron en la bisoña matancera Ana Maris Gil, congratulada por la AHS, Artex y el Consejo Nacional de Casas de Cultura, y Liliana fue distinguida también por la Casa Naborí, de Matanzas.


Temas asociados a la belleza de nuestros campos, la necesidad de defender la paz y el amor entre los seres humanos marcaron el diálogo poético de los 14 improvisadores en la lid.

El “Justo Vega”, en los predios de El Cornito, volvió a recordarnos la magia de la espinela y su arraigo especial en la Jornada Cucalambeana. 

Tomada de periódico 26 
 

jueves, 29 de junio de 2017

Extiende sus penachos 50 Jornada Cucalambeana (+Video)

 El desfile inaugural de la edición 50 de la Jornada Cucalambeana transcurrió hoy a lo largo de la calle Vicente García de esta ciudad, e incluyó a invitados, trabajadores de Cultura, proyectos comunitarios, zancudos, poetas... y nos hizo voltear la mirada hasta las flores de Birama, siempre en sus coches con cintas y saludos al viento.

Jóvenes campesinos, comprometidos con su tiempo y las tradiciones, cerraron el grupo y, muy junto a ellos, la música del Órgano Oriental hizo que algún transeúnte, detenido por el andar de tanta alegría, "tirara un pasillo" como en días de carnaval.

Nuevamente se habló de los fundadores del jolgorio, y nombres queridos como el de Celina González y el Indio Naborí brotaron de la memoria con el regocijo del que se reconoce fruto de saberes de antaño, renovados y en eterno crecimiento.


De la mano de esta cita se concretan hasta el domingo en Las Tunas ferias de artesanía, exposiciones, muestras audiovisuales, canturías y juegos tradicionales, actividades que tienen en los predios de El Cornito, al sitio principal de los festejos.


lunes, 19 de junio de 2017

Aniversario 110 de la muerte de Leonor Pérez, madre de Martí


En un parque de Santa Cruz de Tenerife, isla donde había nacido Doña Leonor el 17 de diciembre de 1828, se recuerda a la madre del Apóstol de la Independencia de Cuba con un busto y una placa colocados por la asociación de amistad canario cubana José Martí.

A  las 5:30 de la tarde del 19 de junio de 1907, sentada en una amplia poltrona de la sala de la casa de su hija Amelia, serenamente, quedó dormida para siempre  Doña Leonor Pérez, madre del Héroe Nacional cubano, José Martí.

Había cumplido 78 años y pasaba mucho tiempo absorta en sus meditaciones, en los recuerdos de su amado “Pepe”.
Viuda, casi completamente ciega, sin recursos, desamparada totalmente de toda ayuda oficial, Doña Leonor fue a vivir al amparo de su hija Amelia, en la calle Consulado, en La Habana. Nunca recibió amparo alguno de la República que su hijo concibió para los cubanos, y ella, mujer de entereza y rebeldía, creadora con su esposo de una familia de muchos vástagos virtuosos, casi todas hembras, nada reclamó.