martes, 20 de septiembre de 2016

Jorgito y la Bandera



Mi hijo “se tatuó” una Bandera Cubana en medio de los festejos del carnaval infantil de Las Tunas. Y conste, no me pareció nada chistoso ver a la enseña nacional presta a esos menesteres, rodeada de Ben 10, el escudo del Barcelona, la figura de Mickey Mouse y cuánta cosa rara se exhibe en esos cartelones enormes que pululan en medio de los festejos.

Sí me dio un poco de risa, lo confieso, la cara de desconcierto del dueño de aquel negocio, un santiaguero corpulento que buscaba y buscaba el molde para concretar el dibujo en el brazo de mi chiquito y nada que aparecía: “es que casi nadie- me dijo- se pinta la Bandera Cubana, la gente aquí viene buscando otra cosa”.

Los pocos años de mi hijo no entendían aquello y mientras esperaba, paciente, yo insistía: “¿de verdad tiene que ser la Bandera Cubana?, ¿no podemos pintar otra cosa?

Lo logró. Salimos de aquel lugar, entre empujones y saltos llegamos a la avenida, también repleta de gente y entonces, solo entonces, me dijo: “tenía que ser la Bandera Cubana, estaba allí y es la más linda del mundo”.

martes, 23 de agosto de 2016

Mujeres cubanas, en todos los instantes

Las mujeres cubanas somos protagonistas activas de la sociedad y así es desde el primero de enero de 1959, cuando el Ejército Rebelde, dirigido por el líder Fidel Castro Ruz, derrocó a la dictadura militar de Fulgencio Batista. 

Desde esa organización armada, un grupo de féminas también hizo notables aportes a la libertad de la Patria y, luego, a la construcción de un mejor país, a partir de la fundación de la Federación de Mujeres Cubanas, el 23 de agosto de 1960.

sábado, 13 de agosto de 2016

Los Noventa de Fidel, El Caballo



Raúl Roa lo definió como pocos al decir: «Fidel siente la hierba crecer y ve lo que está pasando al doblar de la esquina».

Pocos, poquísimos, se atrevían entonces a pensar que moriría pasados los noventa cumpleaños este visionario de la vida: más de 200 intentos de asesinato hacen suponer ahora que aquel «chaleco
moral» del que una vez hablara en broma iba muy en serio, tanto como la buena estrella que le trajo al mundo, le alumbra el camino, le guía los pasos.

Porque, muy a pesar de los pesares, ahí está Fidel. Aseguran que tímido en el trato directo; cordial, terco como son los justos y de mirada directa e inteligente.